Pisos

Cómo hacer mantenimiento para pisos

Antes de optar por cualquiera de nuestras recomendaciones para dar mantenimiento a los revestimientos de pisos, es necesario limpiar el piso con una escoba de cerdas suaves y con un trapeador. De lo contrario, al aplicar cualquier solución de limpieza al piso, se estará ensuciando la superficie en lugar de limpiar y dar mantenimiento.

Para pisos de cerámica, porcelanato y mármol

Es importante tener en consideración que hay muchos tipos de cerámica y porcelanato, y cada uno de ellos requiere un proceso de limpieza en particular. De igual manera, el mármol también requiere un mantenimiento especial.

Recuerda que puedes mezclar agua con jabón, vinagre, bicarbonato de sodio o detergente para crear soluciones de limpieza. No olvides usar guantes y una mascarilla, especialmente si optas por limpiar con ácido muriático.

  • Cerámica sin pulir

    En un balde mezcla agua caliente y lejía, y espárcelo uniformente por todo el ambiente. Deja que la solución actúe sobre la superficie durante unos minutos, sin permitir que se seque. Después de que la solución haya actuado, pasa un paño limpio sobre el piso, y nuevamente limpia con abundante agua.

  • Cerámica y porcelanato brillante, y mármol

    Los pisos de porcelanato pulido brillantes y mármol son un poco más delicados que otros y, para ellos, se recomienda un procedimiento suave y delicado.


    Para cerámica y porcelanato brillante es recomendable utilizar un trapeador para quitar el polvo y la suciedad, ya que la cerda de la escoba podría estropear el esmalte del porcelanato. Mezcla un litro de solución de limpieza suave en un balde con agua caliente y limpia la superficie del piso con un trapeador.


    En el caso de los pisos de mármol, se debe mezclar jabón liquido con agua tibia y comenzar a limpiar el piso haciendo movimientos cortos y repetidos. Luego queda retirar la solución jabonosa, limpiar con agua y dejar secar.

  • Cerámica con textura

    La limpieza de este tipo de piso puede resultar algo tediosa, porque el polvo se aloja dentro de las hendiduras de la textura de la cerámica con textura. Como primer paso se recomienda barrer en todas la direcciones para eliminar la mayor cantidad de polvo. Luego, para quitar cualquier suciedad, solo se necesita utilizar una mezcla de detergente con agua o una solución neutra, y después limpiar con abundante agua.

Para pisos de vinilo y laminados

  • Para pisos de vinilo

    Utiliza una simple solución de vinagre para la limpieza diaria, solo tienes que mezclar una taza de vinagre de manzana con 4 litros de agua caliente. Después, utiliza un paño para limpiar el piso con esta solución. Además, si quieres que el piso quede brillante, añade unas gotas de aceite de jojoba a la mezcla.

  • Para pisos laminados

    Emplea una solución de vinagre con agua. Mezcla ¼ de taza de vinagre blanco con un litro agua fría. Después, utiliza un paño para limpiar el piso con esta solución.

También puedes optar por los productos específicos que Sodimac ofrece para el mantenimiento de revestimientos de pisos (cerámicas y laminados), desde limpiadores hasta abrillantadores.