Terraza y Jardín

Cómo cuidar a tu perro y hacerlo feliz

VER ACCESORIOS PARA PERROS

Las horas de descanso son tan importantes como la buena alimentación para tu perro. Para lograrlo deberás brindarle un espacio adecuado y cómodo.

La casa ideal para un perro

Para los perros que viven en el exterior o el patio de la casa, es fundamental tener un refugio que los proteja de las más adversas condiciones ambientales, en las diferentes estaciones del año. En verano, le brindará un espacio de sombra y en invierno lo protegerá del frío y la lluvia.

El tamaño de la casa debe ser suficiente para que tu perro entre, se dé una vuelta y pueda recostarse. Sin embargo, no debe ser muy grande, porque en los meses fríos no mantendrá el calor. No olvides añadirle algún accesorio a la casa del perro, como una manta para los meses más fríos o una pequeña colchoneta.

Puedes encontrar casas para perros de variados tamaños, colores y materiales, tanto para exterior como para el interior de la casa.

El descanso perfecto para un perro

Ya sea dentro de la casa o en el patio es ideal para tu perro tener una cama blanda en la cual recostarse, sobre todo en su etapa adulta o si sufre de alguna patología articular. La cama debe ser lo suficientemente grande como para que tu perro pueda estirarse completamente cuando se acueste.

Existen camas para perros de diversos diseños y materiales, las mismas que puedes alternar dependiendo de las estaciones del año.

Construye un pequeño pouf para mascotas

La nutrición de tu perro dependerá de la etapa de desarrollo en la que se encuentre y de los requerimientos especiales que pueda demandar.

Para perros cachorros

Los cachorros requieren alimentos nutricionales que les permitan mantenerse activos y desarrollarse en forma adecuada y rápida. Para ellos selecciona alimento concentrado especial para cachorros, puedes complementar el alimento seco con alimento húmedo que viene en trocitos de carne o como paté, sobre todo mientras se esté acostumbrando al alimento seco y terminen de salir los dientes de leche a tu perro.

Para perros adultos

Los perros adultos (entre el año y medio y siete años) requieren diferentes nutrientes. Ya no necesitan tanta energía como los cachorros pero sí requieren nutrientes que los ayuden a mantenerse sanos y a tener un pelaje brillante. En esta etapa es ideal optar por un alimento seco especificado para perros adultos que también puedes complementar con alimento húmedo. Con un buen alimento también tendrá mejor digestibilidad por lo que el volumen de excrementos a recoger será menor y más compacto.

Para perros sobre los 7 años

Los perros sobre los 7 años de edad requieren un alimento más bajo en grasas y proteínas para no dañar sus riñones ni su hígado. El alimento para perros adultos entrega nutrientes que favorecen el cuidado y regeneración de cartílagos que favorecen una buena vejez para el perro.

Snacks

Puedes complementar la dieta de tu perro con diferentes snacks, como galletas, trozos de cartílago, mix de frutas e incluso huesos que no se astillan, porque están especialmente tratados y elaborados para que puedas dar a tu perro como premio sin riesgo de que se enferme o lastime.

En los envases de cada producto se indica la cantidad diaria recomendada y si es apropiado para cachorros, adultos o perros en etapa adulta.

Alimentos especiales

Existen también alimentos especiales elaborados específicamente para complementar el tratamiento de afecciones renales, cardiacas, articulares, alergias y otras patologías. Si tu perro padece de alguna de estas mencionadas, solicita recomendación de alimentación a un especialista externo.

Accesorios complementarios

Comederos

Selecciona un plato o dispensador de alimentos adecuado que le permita a tu perro alcanzar todo el alimento en forma fácil y cómoda. En la parte posterior de los envases de alimento se indica la porción que debes servir en su plato en forma diaria según la edad de tu perro.

Bebederos

Procura que tu mascota también tenga un plato o bebedero con agua siempre fresca y limpia.

Ropa para perros

Selecciona un traje que no le ajuste a tu perro. Deberías tener en cuenta estas medidas, pero siempre recuerda que solo son referenciales.

   
Tallas Contorno del cuello Contorno del pecho Largo de espalda Referencia
022 cm 32 cm 21 cm Cachorros, Chihuahua cabeza de manzana
1 27 cm 40 cm 26 cm French poodle mini, Chihuahua normal
2 31 cm 46 cm 31 cm Yorkshire terrier
3 35 cm 54 cm 36 cm Schnauzer miniatura
4 43 cm 63 cm 46 cm Jack Russell, Pug, Bulldog francés
5 49 cm 74 cm 56 cm Schnauzer estándar

Otros accesorios

Para brindarle mayor seguridad a tu mascota, puedes optar por unas puertas de seguridad para perros. Entre sus cualidades destacan su resistencia y la facilidad en su uso.

La higiene y el cuidado de tu perro además de mantenerlo sano, te ayudará a crear y fortalecer lazos de amistad con él.

Cepillado

Cuida su piel y pelaje cepillándolo diariamente. El tipo de cepillo dependerá de las características de tu perro, si es de pelaje largo y desprende pelos, elige un cepillo de goma que pueda alcanzar todas las capas del pelaje y retirar los pelos muertos. El tamaño del cepillo dependerá del tamaño de tu perro, existen unas anchas para las mascotas grandes y otras más pequeñas para razas de menor tamaño. Si tu perro es de pelaje corto, elige cepillos de cerdas más suaves y flexibles que no vayan a rasguñar o lastimar su piel.

Baño

Se recomienda bañarlos dos veces al mes como máximo para no afectar a las bacterias que viven en la piel de los perros y los protegen. Selecciona el shampoo según las características de tu mascota. Si es alérgico o de piel sensible (especialmente los perros de piel muy rosada), opta por los hipoalergénicos.

Si tu perro aún es un cachorro y no puedes bañarlo porque no tiene todas sus vacunas, existen alternativas como talco o espumas con las que puedes darle un baño en seco sin poner en riesgo su salud. Considera, también, emplear pañitos húmedos para mascotas o wipes petcare porque son de gran utilidad en el aseo de tu mascota.

Otra opción es seleccionar el shampoo de acuerdo al color del pelaje de tu perro, por ejemplo eligiendo uno que potencie el color blanco o negro. Si además tu mascota tiene el pelo largo puedes incluir un acondicionador o bálsamo que deje su pelaje más suave facilitando el cepillado. El contacto con el agua caliente hará que las uñas de tu perro estén más blandas y fáciles de cortar, aprovecha y despúntalas en caso sea necesario.

Existen diversos métodos que puedes emplear para secarlo después del baño. Puedes usar un paño, una secadora e incluso consultar con un especialista en temas caninos si es que tu mascota es temerosa o tiene problemas de comportamiento. Además puedes prolongar la frescura del baño por un par de semanas aplicando a tu perro algún perfume o colonia especialmente elaborado para perros.

Dientes limpios y saludables

Algunos snacks en barritas o cartílagos pueden arrastrar las bacterias y restos de comida ayudando a la higiene dental de perro, pero para asegurarnos de evitar la formación de sarro se deben cepillar los dientes de tu mascota después de cada comida. Existen cepillos de dientes especiales para perros y pastas con atractivos sabores que facilitarán esta labor. Puede que al principio tu perro no esté muy dispuesto a dejarse cepillar, acarícialo constantemente mientras lo manipulas y háblale suave reforzando en forma positiva las veces que su conducta sea buena.

Higiene

Para evitar enfermedades recoge todos los días los excrementos que queden en el lugar donde habita. Lleva siempre contigo elementos de aseo como una pequeña pala y bolsas cuando vayan de paseo para recoger las heces del perro y evitar que sean un foco peligroso de enfermedad para otros animales y para las personas que transiten por ahí.

Es importante que tu perro pasee y juegue porque estas actividades le ayudarán a liberar endorfinas y a disminuir su ansiedad. Así tendrás un perro feliz y saludable, que ladrará menos.

Paseo

Pasea siempre a tu mascota con los elementos de sujeción adecuados. Elige el collar para el tamaño y características de tu perro, no debe quedarle muy ajustado, para ello es necesario que entre el cuello de la mascota y el collar quede un espacio del tamaño de un dedo. Pon en el collar una placa con los datos tuyos y de tu perro de modo que puedan identificarlo en caso de que se escape o pierda. Si tu perro es de los que tira de la correa cuando salen a pasear puede que prefieras un arnés, que puede servir también si eliges un adaptador para el cinturón de seguridad como medio de sujeción en el auto.

Elige la correa o arnés de tu perro según la medida de su cuello y barriga. Puedes ayudarte con esta tabla como referencia, aunque es preferible medir a tu mascota.

Talla Collares Arneses Raza
XS 25 - 35 cms 31 - 40 cms Razas "toy" - "mini": Chihuaha
S 32 - 45 cms 40 - 55 cms Razas pequeñas - medianas: Cocker Spaniel
M 40 - 60 cms 51 - 70 cms Razas medianas - grandes: Beagle
L 50 - 80 cms 61 - 85 cms Razas grandes: Labrador
XL 60 - 100 cms 70 - 100 cms Razas gigantes: San Bernardo

Es muy importante que tu perro se ejercite y salga de paseo todos los días, al menos 20 minutos. Ten en cuenta que algunas razas de perros demandan más minutos de paseo que el mínimo recomendado, debido a su temperamento.

Transporte

Otra opción para que tu perro viaje en forma segura es una caja de transporte. El tamaño debe ser suficiente para que tu mascota alcance a darse la vuelta dentro de la jaula. Existen de varios materiales y colores y además de servir para transportar a tu mascota puede darle refugio cuando estés de vacaciones o en caso de emergencia.

Juguetes para perros

Además de los paseos y los ejercicios, el juego es fundamental en la vida de los perros. No importa la edad que tengan siempre deberían tener al menos dos juguetes con los que pueda divertirse y distraerse. Existen juguetes de todo tipo, materiales y tamaños.

Las cuerdas, pelotas y juguetes de goma pequeños son ideales para enseñarles a traer objetos o ?cobrar?.

Los juguetes que pueden ser rellenados con comida o premios, en cambio, entretendrán a tu perro en los momentos en que quede solo en la casa, disminuyendo conductas propias de la ansiedad como excavar túneles en el jardín, romper plantas y mordisquear otros objetos.