Aire Libre

¿Cómo escoger toallas, sombrillas y sillas para verano?

Verano 2019: consejos para elegir toallas, sombrillas y sillas para verano

Pasa gratos momentos en la playa o piscina no solo por la frescura del agua, sino, también, por la comodidad que te brindan las toallas, sombrillas y sillas que son el complemento perfecto para tus vacaciones.

¿Cómo elegir toallas de playa o mandalas?

Para que tu cuerpo disfrute de la mejor manera el uso de una toalla de playa o mandalas, ten en cuenta lo siguiente:

Uso personal

Recuerda que cada toalla de playa es de uso personal, porque cada persona tiene una altura distinta.

Material

las comunes son las de algodón. Este tipo de toallas son excelentes porque son las más absorbentes. Existen también las de algodón orgánico, prima y egipcio, aunque son las de mayor valor en el mercado.

Peso

mientras más peso tenga una toalla es de mejor calidad. En este sentido, las que oscilan entre los 300 gr y los 600 gr son una buena alternativa, aunque también existen aquellas que pesan 750 gr, que incluso luego de ser usadas, permanecen secas.

Estética

Si bien el fin de la toalla y mandala son secar la piel humedecida por el agua, para muchos el modelo que eligen también es importante. Así, puedes encontrar toallas de todo tipo de forma, color y diseño y que reflejan tu personalidad a través de tu color preferido.

Practicidad

Para los más pequeños existen alternativas prácticas como las toallas con capucha que ayudan a secar el cabello de los niños de manera fácil.

¿Cómo cuido las toallas de playa?

Recuerda que para mantener la calidad y firmeza de las toallas de playas o mandalas es importante que no las laves a una temperatura mayor a la indicada en la etiqueta. Por otro lado, se recomienda no usar suavizante, ya que reduce la capacidad de absorción. Por último, nunca laves una toalla con lejía, ya que puede despintarla y quedar manchas blancas.

¿Cómo elegir sombrillas para el verano?

Una manera eficaz de estar bajo sombra durante el verano en la playa o piscina es usar una sombrilla que, además, te protege de la luz solar. Por ello, escoger no debe ser tomado a la ligera, ya que existen criterios para que tu piel no sufra ante las elevadas temperaturas.

Tipo

Si bien las sombrillas clásicas de tela y parante son las que más demandan tienen durante el verano, existen los quitasoles y los toldos, reducen la temperatura ambiental hasta 6 grados, pero son más difíciles de transportar. Así, existen las sombrillas de acero y de madera, cuya duración dependerá de la frecuencia de uso que se le den.

Material

se recomienda que la tela de las sombrillas sea de poliéster, porque son resistentes a la intemperie y con gran capacidad de absorción. Además, el tejido de este tipo de material cuenta con protección UV 50+, que protege la piel de los rayos solares.

Tamaño

el diámetro recomendado para una sombrilla de playa debe ser de 2 metros.

Color

la elección del color de una sombrilla no es un tema menor, porque cada tonalidad tiene una función al momento de reducir el impacto de la radiación solar. En tal sentido, los colores oscuros pueden suprimir hasta un 80 % de rayos solares, mientras que los colores claros, como el amarillo, hasta un 60 %.

Ten en cuenta que este detalle no influye en el caso de la tela poliéster, ya que está fabricada con lo último en tecnología.

¿Cómo cuido las sombrillas de playa?

Mantener la calidad de la tela y del parante de la sombrilla, ya sea de madera, acero o aluminio es importante, por ello, si es que se moja, no la cierres hasta que esté seca. En caso la vayas a usar nuevamente, te recomendamos pasarle un paño seco a la estructura para retirar el polvo. Luego usa un cepillo remojado en agua y jabón y pasa por la superficie. Tras ello pasa un trapo húmedo para sacar el jabón y restos de suciedad y deja secar.

¿Cómo elegir sillas de playa?

Las sillas de playa son lo mejor para relajarse a la luz del sol (en horas recomendables), o, simplemente, para leer un libro o escuchar música y contemplar el panorama. Por ello, el criterio para escoger la indicada va en sintonía con una característica fundamental: la comodidad, la misma que puedes encontrar en:

Sillas de playa plegables

Estas son perfectas para llevar a la playa por su practicidad y comodidad para transportar, además ofrecen resistencia, debido a que soportan más de 100 kilos de peso.

Reposeras

Este tipo de sillas no solo se pueden usar en terrazas, sino también en playas, ya que también existen modelos plegables. Están hechas de poliéster y PVC, y soportan hasta 102 kilos de peso. Su diseño ergonómico permite tener la mayor relajación posible.

¿Cómo cuido las sillas de playa?

Para mantener en buen estado el tejido de las sillas de playa o reposeras, debes usar una esponja húmeda en agua caliente y un pequeño lavavajilla para retirar el polvo acumulado. Si ves que la tela tiene manchas, aplica un poco de bicarbonato sobre la misma y frota la zona con un cepillo. Luego, con agua, vuelve a limpiar hasta que no quede mancha.