El verano se comparte

DISFRUTA ESTE VERANO REFRESCANTE

PISCINAS PARA TODA OCASIÓN

Lleva la paz y la tranquilidad de este colorido a tus espacios

Complementos para tu piscina

Lleva la paz y la tranquilidad de este colorido a tus espacios

Cuatro pasos PARA EL CUIDADO DE
LA PISCINA

PASO 1
Limpieza de la piscina

Quita los restos flotantes con un recoge hojas y limpia las paredes de la piscina con un cepillo. Luego, detén la depuración para que los restos se asienten en el fondo y pasa el limpiafondo.

Paso 1

PASO 2
Medición del PH

El pH es uno de los indicadores más importantes en la limpieza de una piscina y determina el grado de acidez o alcalinidad en el agua. Este control puede realizarse fácilmente con ayuda de un kit analizador de pH.

Paso 2

PASO 3
Limpieza del agua

Sin un correcto mantenimiento, el agua de tu piscina puede transformarse en el medio de vida ideal para una variedad de microorganismos. Para evitarlo, recurre a tres productos básicos: un clarificador, pastillas de cloro y un alguicida.

  • 01.

    Usa el clarificador para otorgarle al agua ese aspecto cristalino que tanto deseas. La dosis recomendada es de 20 a 40 ml por cada 10 m3 de agua.

  • 02.

    Utiliza el cloro para desinfectar y evitar que el agua se enturbie. Puedes encontrarlo en varias presentaciones: en pastillas, en polvo o líquido. Hecha 1 pastilla por cada 20 m3 de agua.

  • 03.

    Para que las algas no se apoderen de tu piscina, aplica un alguicida de manera regular. Así eliminarás ese molesto color verdoso. Usa 20 a 40 ml por cada 10 m3 de agua.

Paso 3

PASO 4
Balance del PH

En piscinas estructurales, recircula y espera 12 horas antes de colocar el balance; en piscinas caseras, espera 14 horas y sin recircular. Luego, adecua el pH del agua en un rango entre 7,2 y 7,6. En este intervalo, el pH es ideal para la piel y los ojos del bañista y mantiene las instalaciones en óptimas condiciones.

Paso 4