Aire Libre

Cómo elegir PARRILLAS

VER PARRILLAS

El aroma inconfundible de la carne a la parrilla ya inunda la terraza y despierta el apetito en tus afortunadas visitas, atentas al chisporroteo de los medallones, las chuletas y los anticuchos. Para cautivar así a tus invitados, empieza por conocer cómo elegir la parrilla perfecta.

¿Cómo elegir una parrilla?

Espacio disponible

La parrilla necesita un lugar amplio para ser ubicada, y por lo menos un metro de espacio libre alrededor. Por eso, debes considerar el área de la que dispones para elegir el tamaño adecuado de la parrilla. También ten en cuenta si estará en un lugar techado o en un espacio abierto.

Interiores o exteriores

  • Las parrillas de carbón solo se pueden usar en espacios abiertos, ya que el humo que emiten requiere de mucha ventilación.

  • Las parrillas eléctricas son ideales, tanto para usar en el balcón como en el interior de un departamento.

  • Las parrillas a gas se pueden ubicar en las terrazas de algunos departamentos, siempre respetando las normas del edificio. Además, son muy fáciles de utilizar.

Cómo elegir parrillas - Elección - Interior
Cómo elegir parrillas - Elección - Exterior

Parrilla a carbón

Es el modelo más tradicional y el más elegido, principalmente porque le da un sabor ahumado a las carnes. Utiliza carbón como principal combustible, pero también se puede usar con madera seca. (Ver Parrillas a carbón)

Parrilla eléctrica

Es la solución ideal para departamentos y espacios cerrados. La preparación previa es sencilla, pues solo tienes que enchufar, regular su temperatura y esperar a que la carne esté lista. Por su superficie antiadherente, es ideal para asar otros alimentos como vegetales. Algunos modelos tienen tapa para concentrar el calor y acelerar el proceso de cocción. (Ver Parrilla eléctrica)

Parrilla a gas

Funciona mediante la combustión de gas licuado o natural. Tiene la ventaja de solo producir el humo que sale de la cocción de los alimentos.Algunos modelos usan briquetas o piedras volcánicas que concentran el calor y actúan como difusores, lo cual permite que las altas temperaturas se distribuyan de forma homogénea en la carne.Al igual que las parrillas eléctricas, son ideales para departamentos y patios pequeños. (Ver Parrilla a gas)

Limpieza de parrillas

Parrilla a carbón

Después de cada uso y una vez se haya enfriado, saca las brasas de la parrilla a carbón, ya que si se humedecen podrían oxidar la base. Limpia la rejilla con un paño y quita el exceso de grasa pegada. Guárdala cubierta con un toldo protector, para protegerla del sol y el polvo. (Ver Limpieza y protección para parrillas)

Parrilla a gas

Es fundamental mantener las rejillas, así como el interior de la parrilla a gas, libres de grasa; así saldrá menos humo y mal olor al encenderla. Si el modelo necesita piedras volcánicas, debes renovarlas periódicamente, ya que reciben gran cantidad del jugo y la grasa que cae de las carnes.

Es recomendable dejar las piedras volcánicas calentando al menos 15 minutos antes de poner la carne, así liberarán toda la grasa que puedan haber retenido. Usa accesorios como esponjas y cepillos especiales para limpiar todos los rincones de este tipo de parrilla.

Al igual que con la parrilla de carbón, también hay que mantenerla cubierta para protegerla de la humedad, el sol y el polvo. (Ver Carbón y encendedores de parrillas)

Parrilla eléctrica

Después de usar esta parrilla, debes limpiar su cubierta antiadherente con productos antigrasa que no sean abrasivos, ya que podrías rayarla. Revisa periódicamente el enchufe y el sistema eléctrico para evitar accidentes. (Ver Limpieza y protección para parrillas)

Limpieza de parrillas - Limpia la rejilla con un paño y quita el exceso de grasa pegada
Limpieza de parrillas - Guárdala cubierta con un toldo protector, para protegerla del sol y el polvo

Seguridad al usar tu parrilla

Buscar un lugar seguro

Siempre debes mantener tu parrilla en un lugar seguro y lejos de cualquier elemento inflamable, incluida la ropa. Si está bajo techo, considera que este no sea demasiado bajo, para no correr el riesgo de que manche o queme. Mientras está encendida, toda parrilla requiere de una supervisión constante, especialmente si hay niños cerca.

Evitar accidentes

Para preparar la carne en parrilla, utiliza los accesorios adecuados para evitar quemaduras. Es esencial que cuentes con guantes para coger la parrilla cuando esté caliente. De la misma manera, es necesario utilizar pinzas o tenazas metálicas para dar vuelta a los alimentos que están sobre la rejilla. (Ver Accesorios para parrillas)

Cuidado con el gas

Si tu parrilla es a gas, no olvides que solo la puedes usar en exteriores. Recuerda siempre levantar la tapa antes de encenderla, de lo contrario podría acumularse el gas y provocar algún accidente casero. (Ver Extintores)

Apagar y guardar

Cuando dejes de utilizar tu parrilla, debes apagar muy bien el fuego. En caso de una parrilla eléctrica o a gas, espera que se enfríen antes de guardarlas. Ten siempre a la mano agua, arena u otro elemento para casos de emergencia. (Ver Artículos de emergencia)

Seguridad al usar tu parrilla - Apagar muy bien el fuego
Seguridad al usar tu parrilla - Extintor